mal aliento

Dentista en Sevilla. Siento que mi hijo tiene mal aliento, ¿por qué puede ser?

Comparte esta noticiaShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Dentista en Sevilla. Son muchas las posibles causas del mal aliento (halitosis) en los niños y pueden tener su origen en diferentes órganos como la cavidad oral, la faringe, el estómago, las fosas nasales, etc. Asimismo, puede ser un signo transitorio en la evolución de alguna afección infecciosa aguda como son las estomatitis, gingivitis, faringoamigdalitis, rinitis, sinusitis o bien persistir durante un largo periodo acompañando a afecciones crónicas no diagnosticadas.

¿Puedo hacer algo para mejorar su aliento?

En algunos casos, la solución puede pasar por visitar al odontopediatra, quien descartará la posible existencia de caries, realizará los tratamientos necesarios y os ayudará a instaurar los hábitos higiénicos adecuados.

No hay que confundir la halitosis infantil con el mal aliento que puede presentar el niño al levantarse por la mañana. Como resultado de la falta de saliva durante el sueño, los microorganismos que se encuentran en la boca comienzan a desarrollar su actividad provocando la proliferación de gases de olor desagradable. En estos casos, simplemente con cepillar bien los dientes desaparecerá el problema.

Si se trata de un caso de mal aliento provocado por un pequeño cuerpo extraño alojado en la garganta o en la nariz, lo mejor es acudir a su dentista en Sevilla, que se encargará de verificar la causa real del mal aliento y actuar en consecuencia.

Si el mal aliento persiste, es posible que exista otro tipo de problema, posiblemente un trastorno orgánico como puede ser la gastritis, un reflujo provocado por una pequeña hernia de hiatos, una infección en las vías aéreas superiores, etc. En estos casos, normalmente, el mal aliento acompaña a más sintomatología.

Si el niño usa mucho el chupete, se chupa el dedo o chupetea objetos o tejidos a menudo, es más fácil que tenga mal aliento ya que el objeto puede tener olor debido a la repetida interacción con la saliva, las bacterias que tenemos en la boca o incluso pequeños restos de comida que puedan quedar. En caso de que tu hijo tenga mal aliento, una buena opción es darle agua frecuentemente, de esta manera podrás disminuirlo.

Si se chupa el dedo asegúrate de lavar sus manos con jabón frecuentemente y en cuanto al chupete, es importante lavarlo a menudo, dejarlo secar y esterilizarlo siempre que sea posible. De igual manera habría que actuar con los objetos que tiende a chupar (mantitas, peluches, etc.).

Todos nuestros consejos de prevención bucodentales están soportados por el libro: “La sonrisa del Niño” de la Sociedad Española de Odontopediatría.

En Coinsol Dental recomendamos la primera visita a nuestra Odontopediatra, la Dra. Asunción Mendoza, a partir de los 3 años.  Si desea solicitarnos una cita puede hacerlo llamando (95) 4273717 o a través de nuestro formulario de contacto.

En Coinsol Dental  nos adaptamos a las necesidades de nuestros pacientes. Nuestras salas de espera están acondicionadas para adultos y niños, disponiendo en estas de todo tipo de juegos, así como dibujos animados y PlayStation para hacer más agradable su estancia. Nuestra mascota Ratón Pérez les hará una visita premiándolos al finalizar su consulta.

Comparte esta noticiaShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *